BENEFICIOS DEL COMPLEJO B

Los beneficios del complejo B son muchos ya que aglutina todas las vitaminas del tipo B; la vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, vitamina B5, vitamina B6, vitamina B9, vitamina B12, y además puede reunir otras sustancias beneficiosas para la salud como son la biotina, colina y el inositol. El complejo B es necesario para el correcto funcionamiento de casi todos los procesos en el cuerpo. Aquí verá los principales beneficios del complejo B:

    Producción de energía
    La vitamina B1 es necesaria para ayudar a convertir los carbohidratos que comemos en glucosa. Las siguientes vitaminas del tipo B son necesarias a nivel celular para convertir la glucosa en energía: La vitamina B2, vitamina B3, vitamina B5, vitamina B6 y biotina. Una deficiencia de cualquiera de estas vitaminas puede conducir a la disminución en la producción de energía, letargo y la fatiga.

    Sistema nervioso saludable
    El complejo B es esencial para el funcionamiento saludable del sistema nervioso. La vitamina B5 es necesaria para el correcto funcionamiento de las glándulas suprarrenales y la producción de algunas hormonas y sustancias que regulan los nervios. La vitamina B12, vitamina B1, vitamina B6 son esenciales para la regulación y el funcionamiento correcto de todo el sistema nervioso. La vitamina B9 es esencial para prevenir defectos del tubo neural en el feto durante el embarazo. Una deficiencia en cualquiera de las vitaminas del complejo B puede conducir a la sensación de estrés, ansiedad y depresión.

    Buena digestión
    El complejo de vitamina B es esencial para la correcta digestión, la producción de HCl (ácido clorhídrico) y para ayudar en la descomposición de las grasas, proteínas e hidratos de carbono. Especialmente vital para la buena digestión son la vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3 y vitamina B6. Una deficiencia en cualquiera de estas vitaminas del grupo B puede conducir a la digestión deficiente y la deficiencia de nutrientes esenciales.


    Beneficios del complejo B para la piel, pelo y uñas
    La vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, vitamina B5, vitamina B9, B12, biotina y colina son necesarias para el crecimiento saludable de la piel, cabello y uñas. Una cantidad adecuada de estas vitaminas del complejo B es vital para tener una piel radiante y clara y retrasar el envejecimiento del cabello. Los trastornos de la piel como dermatitis, piel grasosa, caspa, los labios escamosa, sequedad de la piel, el pelo gris y el pobre crecimiento del pelo pueden delatar alguna deficiencia de estas vitaminas. Otros trastornos comunes son las arrugas prematuras, acné, erupciones, uñas división y la irritación de la piel.

    Beneficios del complejo B para la Memoria
    Entre los muchos beneficios del complejo B para la salud, un importante beneficio es el incremento de nuestra capacidad de memoria y concentración. Se ha visto que sobre todo en las personas mayores que la ingesta de vitaminas del complejo B mejora la memoria y estabiliza el estado de ánimo.

    Beneficios del Complejo B para mujeres embarazadas
    La vitamina B9, también conocida como ácido fólico, juega un papel vital durante el embarazo y ayuda en el crecimiento sano de los niños. La deficiencia de vitamina B9 conduce al deterioro del crecimiento de los bebés y a problemas de aprendizaje.

    Como podemos ver, los beneficios del complejo B son muchos y las deficiencias de cualquiera de las vitaminas que lo componen pueden conducir a trastornos graves de salud.

    Gracias por tomarse su tiempo para leer este artículo. Puede que también le interese conocer la composición del complejo B.

    COMPLEJO B: FUENTES ALIMENTICIAS


    Las fuentes alimenticias de las vitaminas del complejo B son:

    Vitamina B1
    La vitamina B1, también llamada tiamina, se encuentra en los cereales de grano entero, pan, carnes rojas, yema de huevo, vegetales de hoja verde, legumbres, maíz dulce, arroz integral, frutas y levadura. La tiamina se absorbe a través de los intestinos.

    Vitamina B2
    La vitamina B2, también llamada riboflavina, se encuentra en los productos de grano entero, leche, carne, huevos, queso y los guisantes. La deficiencia de riboflavina puede causar trastornos de la piel, anemia, los ojos sensibles a la luz, y la inflamación del revestimiento de tejido blando alrededor de la boca y la nariz.

    Vitamina B3
    La vitamina B3, también llamada niacina, se encuentra en alimentos ricos en proteínas. Los alimentos ricos en proteínas más comunes son: carnes, pescado, levadura de cerveza, leche, huevos, legumbres, patatas y cacahuetes.

    Vitamina B5
    La vitamina B5, también llamada Ácido pantoténico, se encuentra en las carnes, las legumbres y los cereales de grano entero.

    Vitamina B6
    La vitamina B6, también llamada piridoxina, se puede encontrar en muchos alimentos. Algunos de los alimentos que lo contienen son: hígado, carne, arroz integral, pescado, mantequilla, germen de trigo, cereales integrales, y la soja. La deficiencia de piridoxina es rara, sin embargo, ocurre a menudo en los alcohólicos provocando trastornos de la piel, trastornos del sistema nervioso, confusión, mala coordinación e insomnio.

    Vitamina B9
    La vitamina B9, también llamada ácido fólico, se encuentra en muchos alimentos, incluyendo la levadura, el hígado, verduras verdes y cereales integrales. Las mujeres que están embarazadas tienen una mayor necesidad de ácido fólico.

    Vitamina B12
    La vitamina B12 es necesaria para procesar los carbohidratos, proteínas y grasas y para ayudar a que todas las células de la sangre en nuestros cuerpos. La vitamina B12 se encuentra en el hígado, carne, yema de huevo, el pollo y la leche.

    Gracias por leer este artículo sobre las fuentes alimenticias del complejo B. Puede que también le interese conocer algunos consejos sobre el complejo B.

    COMPOSICIÓN VITAMINAS COMPLEJO B


    En el Complejo B podemos encontrar varios tipos de vitaminas, cada una con sus respectivos beneficios, esta sería la composición de vitaminas del complejo B:

    • Vitamina B1 o Tiamina. Beneficiosa para la agilidad mental y para luchar contra la depresión, ya que ayuda a que el cerebro absorba la glucosa que necesita. Beneficiosa para prevenir males de la vista, como el glaucoma. 
    • Vitamina B2 o Rivoflavina. Beneficiosa contra la anemia, ya que ayuda a la producción de glóbulos rojos. Mantiene en buen estado el sistema inmunológico y ayuda a la restauración de los tejidos. Ayuda a mantener las uñas, la piel y el cabello en buen estado.
    • Vitamina B3 o Niacina. Beneficiosa para el aparato circulatorio. También ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre. 
    • Vitamina B5 o Ácido Pantoténico. Beneficiosa para combatir la anemia, porque ayuda a la generación de hierro en el cuerpo. También beneficia a que las grasas se metabolicen y a producir insulina. Si sufres de migrañas y estrés, la vitamina B5 puede ayudarte a superarlas.
    • Vitamina B6 o Piridoxina. Esta vitamina beneficia la creación de hemoglobina en la sangre y a luchar contra la anemia. Asimismo, ayuda a mantener en buen estado los sistemas inmunológico y nervioso. Si tiene problemas de cálculos renales, esta vitamina le ayudará.
    • Vitamina B7 o Biotina. El cabello, la piel y las uñas lucirán mejor con una buena dosis de Biotina diaria. Beneficia la metabolización de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, así como la glucosa.
    • Vitamina B9 o Ácido Fólico. Beneficiosa para las personas que sufren de anemia crónica. Su deficiencia se puede observar en personas que tienen problemas de taquicardias, debilitamiento y depresión. Es muy recomendable para las personas que fuman e ingieren alcohol habitualmente, ya que estas sustancias impiden la buena absorción de vitamina B.
    • Vitamina B12 o Cobalamina. La vitamina B12 es necesaria para evitar los casos de anemia más frecuentes en personas mayores. Asimismo, el cerebro, el corazón y el sistema nervioso la necesitan para un buen funcionamiento.
    • Colina. Esta vitamina es beneficiosa para personas que sufren de hígado graso, ya que ayuda a que los lípidos y las grasas no se acentúen en el hígado, sino que se metabolicen en el resto del cuerpo. También ayuda al sistema nervioso y a mejorar la memoria.

    Gracias por leer este artículo sobre la composición de vitaminas del complejo B. Puede que también le interese conocer las fuentes alimenticias del complejo B.

    CONSEJOS COMPLEMENTOS COMPLEJO B

    De las muchas formulaciones del complejo B  que ofrecen los distintos fabricantes, los efectos son diferentes en general, dependiendo no sólo de la cantidad diaria y la persona que los tome, sino también el tipo específico de la formulación.
    Una formulación más igualada del complejo B contiene la misma cantidad de vitaminas B (100 mg de vitamina B1, 100 mg de Vit B2, 100 mg de B3, etc .., y 100 mcg de biotina, 100 mcg de vitamina B12, y 400 mcg de 1 mg de ácido fólico). Sin embargo, todo depende de cada caso personal.

    Una persona que es propensa a la gota podría necesitar más ácido pantoténico (vitamina B5), pero menos lecitina, mientras que cualquier persona con una tendencia a la sobrecarga de hierro necesitan menos vitamina B1, pero mucho más vitamina B2. Algunos de aquellos que sufren de hipoadrenalismo (enfermedad de Addison) se beneficiarían de una cantidad extra de vitamina B1 y/o colina para aumentar sus propiedades de sodio, mientras que las personas sensibles al sodio o cualquier persona con una tendencia a la hiper-adrenalina (enfermedad de Cushing) pueden beneficiarse de una cantidad extra vitamina B2 y ácido fólico, que tienen un efecto de reducción del sodio.

    Cualquier persona que sufra de episodios de bajadas de azúcar en la sangre deben evitar grandes cantidades de vitamina B6 y vitamina C, ya que pueden causar que la azúcar en la sangre disminuya aún más, pero por lo general esto se ayuda con niacinamida extra y/o biotina.

    Las personas con una tendencia leve de hipertiroidismo  pueden beneficiarse del complejo B, pero deben tener cuidado en tomar mucha vitamina B6. Un mayor consumo de vitamina B6 también puede aumentar la retención de magnesio.

    Como resultado, la terapias de vitamina B6 sólo se deben utilizar para personas con problemas de bajos niveles de magnesio y altos de calcio.

    Los vegetarianos, y en particular los niños vegetarianos en las sociedades occidentales, deberían tomar un suplemento adicional de vitamina B12, ya que no está disponible por fuentes no animales.

    Si una persona sana toma un sobredosis de vitaminas del complejo B, puede llegar a experimentar "energía nerviosa" (como un niño hiperactivo), sueño intranquilo, o simplemente fatiga normal, aunque es a lo que depende de la edad. 

    Una sobredosis por un período de tiempo prolongado provocará un aumento de zinc y la retención de potasio, y esto podría llegar a ser bastante perjudicial para una persona que es propensa para la prostatitis, quistes en los ovarios, menstruación dolorosa, infecciones crónicas de la vejiga, o la enfermedad de la vesícula biliar inflamatoria.

    Sin embargo, las vitaminas B podrían beneficiar a una persona con cirrosis leve del hígado, algunos tipos de hepatitis y migrañas clásicas. El complejo B aumenta el colesterol total y triglicéridos, por lo que es ventajoso para aquellas personas cuyos niveles sean bajos.

    Por norma, aquellas personas con un bajo gasto cardíaco, o cuyos niveles de zinc y potasio son por naturaleza bajos y por lo tanto presentan un metabolismo lento, son los más adecuados para complementarse con una mayor cantidad de vitaminas B. Recuerde siempre consultar a un especialista.

    Gracias por tomarse su tiempo para leer este artículo con consejos sobre el complejo B. Puede que también quiera conocer los beneficios del complejo B.

    ZINC: DEFICIENCIA Y QUE COMER PARA EVITARLA

    ¿Sus heridas tardan en sanar?  ¿Se deteriora su inmunidad? ¿Está más frecuentemente afectado por los resfriados y la gripe? ¿Es usted también más propenso a otros tipos de infecciones? ¿Tiene problemas de salud sexual? ¿Están sus sentidos del gusto y el olfato un poco deteriorados? 


    Si es así, usted podría estar sufriendo de una deficiencia de zinc.