EL ACEITE DE PESCADO

¿Qué es el aceite de pescado?
El aceite de pescado se puede obtener a través del consumo de pescado o directamente tomando suplementos. Los peces que son especialmente ricos en estos aceites beneficiosos, conocidos como ácidos grasos omega-3, son: caballa, atún, salmón, esturión, salmonete, pescado azul, anchoa, sardina, arenque, trucha y sábalo.


Los suplementos de aceite de pescado generalmente se fabrican a partir de la caballa, el arenque, el atún, el salmón, el hígado de bacalao, o incluso la grasa de ballena o la grasa de focas. Los suplementos de aceite de pescado a menudo contienen pequeñas cantidades de vitamina E para prevenir el deterioro del propio aceite; y a veces también se combinan con calcio, hierro y otras vitaminas.

Usos del aceite de pescado
El aceite de pescado se utiliza para una amplia gama de problemas de salud; normalmente en afecciones relacionadas con el corazón y el sistema circulatorio. Algunas personas utilizan el aceite de pescado para reducir su presión arterial o reducir los niveles de triglicéridos (grasas relacionadas al colesterol). El aceite de pescado también ha sido probado para prevenir enfermedades del corazón. La evidencia científica sugiere que el aceite de pescado disminuye los triglicéridos altos y que también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Todo esto cuando se toma en las cantidades recomendadas, ya que una sobredosis de aceite de pescado puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular.

Algunas personas utilizan el aceite de pescado para el ojo seco, el glaucoma, y la degeneración macular (AMD), un problema muy común en personas mayores que puede degenerar en otras complicaciones realcionadas con la visión. También se usa para ayudar con problemas relacionados con el cerebro como depresión, psicosis, déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y enfermedad de Alzheimer.

Algunas mujeres toman aceite de pescado para prevenir las menstruaciones dolorosas, dolor en el pecho, y complicaciones asociadas con el embarazo.

El aceite de pescado también se suele utilizar para ayudar contra diabetes, asma, trastornos del desarrollo, trastornos del movimiento, dislexia, obesidad, enfermedad renal, debilidad en los huesos (osteoporosis), psoriasis, e incluso evitar la pérdida de peso causada por algunos medicamentos contra el cáncer .

El aceite de pescado se utiliza a veces para prevenir la presión arterial alta y el daño renal después de un trasplante de corazón, causados por la misma cirugía o por los medicamentos utilizados para evitar el rechazo del nuevo corazón.

Dos de los ácidos grasos omega-3 más importantes del aceite de pescado son el ácido eicosapentanoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).
Efectividad del aceite de pescado
El aceite de pescado es eficaz para:
Reducir los altos niveles de triglicéridos asociados a la enfermedad cardíaca y a la diabetes no tratada. Para esto los médicos suelen recomendar aumentar la actividad física y restringir las grasas en la dieta. A veces también recetan medicamentos como el gemfibrozil (Lopid).

Actualmente los investigadores creen que el aceite de pescado puede reducir los niveles de triglicéridos de un 20% a un 50%.

El aceite de pescado es muy probable que sea eficaz para:
Evitar las enfermedades del corazón. El aceite de pescado parece ser útil para mantener un corazón sano y libre de enfermedades. Las personas con enfermedad cardiaca pueden reducir su riesgo a morir de esta condición.

Es posible que sea eficaz para:
Reducir la presión arterial alta. El aceite de pescado parece producir una pequeña reducción en la presión arterial en personas con este problema. Según parece los ácidos grasos omega-3 son capaces de expandir los vasos sanguíneos.

La artritis reumatoide. El aceite de pescado, ya sea solo o en combinación con naproxeno (Naprosyn), parece ayudar a las personas con artritis reumatoide a superar más rápido la rigidez matinal y a reducir el dolor.

El dolor menstrual (dismenorrea). Tomar aceite de pescado, solo o en combinación con la vitamina B12 , parece mejorar los períodos menstruales dolorosos y reducir la necesidad de medicamentos.

El déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en niños. El aceite de pescado parece mejorar las habilidades de pensamiento y el comportamiento de los niños con TDAH.

El síndrome de Raynaud. Hay alguna evidencia que el aceite de pescado puede mejorar la tolerancia al frío en personas con el síndrome de Raynaud, siempre que no sea causado por la esclerosis sistémica progresiva.

El accidente cerebrovascular. Un consumo moderado de pescado parece reducir el riesgo de accidente cerebrovascular hasta en un 27%. Por otro lado, un consumo de pescado muy alto parece tener el efecto contrario.

La debilidad en los huesos (osteoporosis). Tomar aceite de pescado, solo o en combinación con calcio y aceite de onagra, parece ser que retrasa la pérdida ósea y aumenta la densidad del hueso del muslo (fémur) y la columna vertebral en personas con osteoporosis de una edad avanzada.

El endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). El aceite de pescado parece retardar, o incluso revertir un poco, el progreso de la aterosclerosis en las arterias coronarias; pero no lo hace en las arterias carótidas.

Los problemas de riñones. Tomar aceite de pescado durante un largo periodo de tiempo puede reducir la pérdida de función renal en pacientes con la enfermedad renal llamada nefropatía por IgA. El aceite de pescado parece reducir la cantidad de proteína en la orina de las personas que tienen enfermedad renal como consecuencia de la diabetes.

El trastorno bipolar. El aceite de pescado parece mejorar los síntomas de la depresión y aumentar el tiempo entre los episodios depresivos. Sin embargo, el aceite de pescado no parece mejorar los síntomas de manía en pacientes con trastorno bipolar.

La psicosis. Tomar suplementos de aceite de pescado podría ayudar a prevenir un desarrollo completo de la enfermedad en personas con síntomas leves.

La pérdida de peso. Algunas evidencias muestran que el consumo de pescado mejora la pérdida de peso y disminuye el azúcar en sangre en personas con sobrepeso y personas con presión arterial alta. Las investigaciones preliminares también muestran que tomar un suplemento de aceite de pescado disminuye significativamente la grasa corporal cuando se combina con ejercicio.

El cáncer de endometrio. Existe alguna evidencia de que las mujeres que comen regularmente alrededor de dos porciones de pescado graso a la semana tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio. Existe alguna evidencia de que las personas que comen pescado más de una vez por semana tienen un riesgo menor de desarrollar relacionados con la edad degeneración macular.

Aborto involuntario recurrente en mujeres con síndrome antifosfolipídico. Tomar aceite de pescado parece prevenir el aborto involuntario y aumentar las posibilidades de nacimiento en mujeres embarazadas con una condición llamada síndrome antifosfolipídico.

La presión arterial alta y problemas de riñón después de trasplante cardíaco. Tomar aceite de pescado parece preservar la función renal y reducir el aumento de la presión arterial a largo plazo después de un trasplante cardíaco.

Problemas causados por tomar ciclosporina. La ciclosporina es un medicamento que reduce la posibilidad del rechazo de órganos después de un trasplante. El aceite de pescado podría ayudar a reducir algunos de los efectos secundarios no deseados del tratamiento con este medicamento.

Los trastornos del movimiento en niños con dispraxia. Tomar aceite de pescado por vía oral, en combinación con aceite de onagra, aceite de tomillo, y vitamina E parece mejorar los trastornos del movimiento en los niños con dispraxia.

El trastorno de desarrollo de la coordinación. La combinación de aceite de pescado (80%) y aceite de onagra (20%) parece mejorar la lectura, la ortografía y el comportamiento cuando se administra a niños de 5-12 años con trastorno de desarrollo de la coordinación. Sin embargo, no parece mejorar sus habilidades motoras.

Prevenir la obstrucción de injertos en la diálisis renal. Tomar aceite de pescado por vía oral parece ayudar a prevenir la formación de coágulos en los injertos de hemodiálisis.

La psoriasis. Existe alguna evidencia de que administrar aceite de pescado por vía intravenosa puede disminuir los síntomas de la psoriasis severa.

El colesterol alto. Hay un interés en utilizar aceite de pescado en combinación con los fármacos denomiados estatinas para tratar el colesterol alto. Existe también alguna evidencia de que el uso de la vitamina B12 junto con el aceite de pescado podría aumentar su capacidad para reducir el colesterol.

Cirugía coronaria de bypass. Tomar aceite de pescado parece prevenir la revascularización arterial coronaria en la cirugía de coronaria de bypass.

Reducir la pérdida de peso por cáncer. Tomar una dosis alta (7,5 gramos por día) de aceite de pescado parece reducir la pérdida de peso en algunos pacientes con cáncer. Algunos investigadores creen que el aceite de pescado incita a comer más porque mejora los síntomas de la  depresión y el estado de ánimo.

Asma. Algunas investigaciones sugieren que el aceite de pescado puede reducir la aparición de asma en los bebés y los niños cuando es tomada por las mujeres al final del embarazo. Además, el aceite de pescado parece mejorar el flujo de aire y reducir la tos en algunos niños con asma. Sin embargo, el tratamiento de aceite de pescado no parece capaz de proporcionar el mismo beneficio en adultos.

Es posible que el aceite de pescado sea ineficaz para:
  • Infección de las encías (gingivitis).
  • Enfermedad del hígado.
  • Dolor en las piernas debido a problemas de flujo sanguíneo (claudicación).
  • Prevención de las migrañas.
  • Prevenir el dolor muscular causado por el ejercicio físico.
  • Dolor en los senos.
  • Erupciones en la piel causadas por reacciones alérgicas.
  • Las úlceras de estómago.
Probablemente, el aceite de pescado no es efectivo para:
La diabetes tipo 2. Tomar aceite de pescado no parece reducir el azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. Sin embargo, el aceite de pescado puede proporcionar otros beneficios para las personas con diabetes, como la reducción de los triglicéridos en sangre.

No existen suficientes pruebas de efetividad para:
Alergias. Algunas investigaciones sugieren que las madres que toman suplementos de aceite de pescado durante las últimas etapas del embarazo puede disminuir la incidencia de las alergias en sus hijos.

La enfermedad de Alzheimer. Existe alguna evidencia preliminar de que el aceite de pescado puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer pero no mejorar las habilidades de pensamiento para las personas que ya padecen Alzheimer.

La dermatitis atópica. Las madres que toman suplementos de aceite de pescado durante el embarazo podrían reducir la incidencia y severidad de la dermatitis atópica en bebés y niños. Sin embargo, el aceite de pescado no parece ser eficaz para el tratamiento de la dermatitis atópica.

La fibrilación auricular. Los estudios sobre los efectos del aceite de pescado en la fibrilación auricular han producido resultados contradictorios.

La depresión. Hay información contradictoria sobre los efectos de tomar aceite de pescado para la depresión. 

El síndrome del ojo seco. Algunas investigaciones sugieren que comer más pescado está relacionado con un menor riesgo de contraer el síndrome del ojo seco en mujeres.

Cáncer. Las investigaciones sobre los efectos del aceite de pescado en la prevención del cáncer han producido resultados contradictorios.

Las cataratas. Existe alguna evidencia de que comer pescado tres veces a la semana puede reducir modestamente el riesgo de desarrollar cataratas.

El síndrome de fatiga crónica. Hay algunas pruebas contradictorias acerca de la efectividad del producto Efamol Marina, que combina el aceite de pescado y aceite de onagra, para reducir los síntomas del síndrome de fatiga crónica.

La enfermedad renal crónica. La evidencia preliminar indica que el aceite de pescado podría tener algún beneficio para personas con enfermedad renal crónica que están recibiendo tratamiento de diálisis.

Habilidades del pensamiento (función cognitiva). Las investigaciones sobre los efectos del aceite de pescado sobre la función cognitiva han producido resultados contradictorios.

La enfermedad de Crohn. Los estudios de investigación sobre los efectos del aceite de pescado sobre la enfermedad de Crohn han producido resultados contradictorios.

Prediabetes. Estudios preliminares indican que el aceite de pescado puede ayudar a prevenir que la prediabetes avance hasta la diabetes tipo 2.

Desarrollo infantil. Existe alguna evidencia de que las madres que toman 4 gramos de aceite de pescado al día durante la segunda mitad del embarazo pueden mejorar el desarrollo cognitivo de su bebé en cierta forma. A la edad de 2,5 años, estos niños parecen tener mejor coordinación de manos y ojos, pero las habilidades de razonamiento, sociales, motoras y del habla no se han visto mejoradas de manera significativa.

La colitis ulcerosa. Los estudios de investigación sobre los efectos del aceite de pescado en la colitis ulcerosa han producido resultados contradictorios.

Complicaciones del embarazo. Existe cierta evidencia de que tomar aceite de pescado durante las últimas diez semanas del embarazo puede ayudar a prevenir el parto prematuro. Sin embargo, el aceite de pescado no parece ayudar a prevenir la presión arterial alta durante el embarazo.

Salicilato de intolerancia. Algunas investigaciones sugieren que tomar aceite de pescado podría mejorar los síntomas de intolerancia a salicilatos.

El lupus eritematoso sistémico. Las investigaciones muestran resultados contradictorios. Algunos estudios sugieren que el aceite de pescado ayuda con los síntomas del LES, mientras que otros no muestran ningún efecto.

Arritmias ventriculares. Los estudios de investigación sobre el efecto del aceite de pescado sobre las arritmias ventriculares han producido resultados contradictorios.

Mejorar la visión nocturna en niños con dislexia. Los niños con dislexia que toman aceite de pescado parecen ser mucho más capaces de adaptarse a la oscuridad.
Funcionamiento del aceite de pescado
Muchos de los beneficios del aceite de pescado parecen provenir de los ácidos grasos omega-3 que contiene. El cuerpo no produce sus propios ácidos grasos omega-3. Mucha de la investigación se ha hecho en base a los EPA y DHA, dos tipos de ácidos omega-3 que con frecuencia se incluyen en los suplementos de aceite de pescado.

Los ácidos grasos omega-3 reducen el dolor y la hinchazón. Esto puede explicar por qué el aceite de pescado es probablemente eficaz para la psoriasis y la sequedad de los ojos. Estos ácidos grasos también impiden la coagulación de la sangre con facilidad; Esto podría hacer que el aceite de pescado sea beneficioso para algunas enfermedades del corazón.

La seguridad del aceite de pescado
El aceite de pescado es normalmente seguro para la mayoría de las personas, incluyendo mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, siempre y cuando cuando se tome en dosis normales o bajas (3 gramos o menos al día).

El aceite de pescado puede causar algunos efectos secundarios como eructos, mal aliento, ardor de estómago, náuseas, diarrea, erupciones cutáneas y hemorragias nasales. Tomar suplementos de aceite de pescado con las comidas o congelarlos a menudo pueden reducir estos efectos secundarios.

Tomar altas dosis de aceite de pescado es inseguro; tomar más de 3 gramos al día podría evitar que la sangre se coagule normalmente y podría aumentar el riesgo de sangrado.

Las dosis altas de aceite de pescado también pueden reducir la actividad del sistema inmunológico, lo que reduciría la capacidad del cuerpo para combatir infecciones. Esta es una preocupación especial para las personas que toman medicamentos para reducir la actividad de su sistema inmunológico (VIH/SIDA por ejemplo) y las personas mayores.

Tomar suplementos de aceite de pescado en grandes cantidades puede aumentar los niveles del colesterol "malo" (LDL) en algunas personas. Si usted toma suplementos de aceite de pescado debería hacerse análisis de sangre periódicamente para asegurarse de que no tenga el colesterol LDL demasiado elevado.

Algunos pescados (sobre todo tiburón, caballa y el salmón criado en granjas) pueden estar contaminados con mercurio y otras sustancias químicas industriales y ambientales, pero los suplementos de aceite de pescado no suelen contener estos contaminantes.

Advertencias y precauciones sobre el aceite de pescado:
Enfermedad del hígado: El aceite de pescado podría aumentar el riesgo de sangrado.

Alergia al pescado o marisco: Algunas personas que son alérgicas a los mariscos y el pescado también podrían ser alérgicas a los suplementos de aceite de pescado.

El trastorno bipolar: Tomar aceite de pescado podría aumentar algunos de los síntomas de esta afección.

Depresión: Tomar el aceite de pescado puede aumentar algunos de los síntomas de esta afección.

Diabetes: Existe cierta preocupación sobre que tomar dosis altas de aceite de pescado podría hacer que sea más difícil el control de azúcar en sangre .

La presión arterial alta: El aceite de pescado puede reducir la presión arterial y puede causar que baje demasiado en las personas que están siendo tratadas para presión arterial alta.

VIH/SIDA y otras enfermedades en las que se reduce la respuesta del sistema inmune: Las altas dosis de aceite de pescado pueden reducir la respuesta del sistema inmunológico. Esto podría ser un problema para las personas cuyo sistema inmunológico ya está debilitado.

Un desfibrilador implantado: Algunas investigaciones sugieren que el aceite de pescado podría aumentar el riesgo de arritmia en pacientes con un desfibrilador implantado.

La poliposis adenomatosa familiar: Existe cierta preocupación de que el aceite de pescado podría aumentar  el riesgo de contraer cáncer en las personas con esta condición.

Interacciones del aceite de pescado con medicamentos
Tenga cuidado con la combinación del aceite de pescado con ciertos medicamentos:

Las píldoras anticonceptivas. Existe alguna evidencia de que las píldoras anticonceptivas pueden interferir con los efectos reductores de triglicéridos del aceite de pescado. 

Medicamentos para la presión arterial alta. El uso de aceite de pescado con medicamentos que disminuyen la presión arterial puede aumentar los efectos de estos medicamentos y puede reducir demasiado la presión arterial.

Los medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre. Utilizar el aceite de pescado con medicamentos que disminuyen la coagulación puede causar sangrado.

Interacciones del aceite de pescado con hierbas y suplementos
Hierbas y suplementos que podrían retardar la coagulación sanguínea. Las altas dosis de aceite de pescado parecen retardar la coagulación sanguínea. Tomar aceite de pescado con otras hierbas que retardan la coagulación (angélica, clavo, salvia, ajo, ginkgo biloba, jengibre, ginseng, trébol rojo, cúrcuma, entre otros) puede causar sangrado en algunas personas. 

La vitamina E. El aceite de pescado puede reducir los niveles de vitamina E. Los investigadores no están seguros de si el aceite de pescado impide la correcta absorción de vitamina E o si se hace que el cuerpo utilice las reservas de vitamina E más rápido de lo que debería.

Interacciones con alimentos
No se conocen interacciones con otros alimentos.

Otros nombres para el aceite de pescado:
Ácidos grasos Omega-3, aceite de hígado de bacalao, aceite de arenque, lípidos marinos, concentrado de lípidos marinos, aceite de pescado marino, aceite de lípidos marinos, aceite marino, triglicéridos marinos, ácidos grasos N3, ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos poliinsaturados, aceite de salmón, aceite de atún, ácidos grasos W-3.

1 comentario:

Alfredo E. dijo...

Para disminuir la inflamación u obtener cualquiera de los beneficios que el aceite omega 3 puede darnos, es necesario tomar cierta dosis a cierta frecuencia.

Las cantidades mínimas recomendadas son 3.000 mg diarios de aceite de pescado (equivalentes a unos 900 mg de grasas omega 3, EPA más DHA del frasco).

También es recomendable disminuir la ingestión de harinas de trigo y maíz y los azúcares (omega 6) que contrarrestan los efectos del omega 3.

Para mayor información pueden visitar http://www.omega-3-fish-oil-wonders.com/dosificacion-de-omega-3.html

Gracias.

Publicar un comentario en la entrada