EL COLESTEROL EN LOS NIÑOS

Los adultos no son los únicos afectados por el colesterol alto. Los niños también pueden tener niveles altos de colesterol, que puede causar problemas de salud cuando el niño crece.
El exceso de colesterol conduce a la acumulación de placa en las paredes de las arterias que suministran sangre al corazón y otros órganos. La placa puede estrechar las arterias y bloquear el flujo de sangre al corazón, causando problemas de corazón. El colesterol también se relaciona con problemas de salud, incluido el accidente cerebrovascular.

¿Qué causa el colesterol alto en niños?
Los niveles de colesterol en los niños están relacionadas con tres factores de riesgo:

- Herencia (pasa de padres a hijos)
- Dieta
- Obesidad

En la mayoría de los casos, los niños con colesterol alto tienen un padre que también tiene el colesterol elevado.

¿Cómo se diagnostica el colesterol alto en los niños?
Los profesionales de la salud pueden chequear el colesterol en niños en edad escolar con un simple análisis de sangre. La realización de esta prueba es especialmente importante si hay un fuerte historial familiar de enfermedad cardíaca o si el padre del niño tiene el colesterol alto. Los resultados del análisis de sangre revelarán si el colesterol del niño es demasiado alto.

En julio de 2008, la Academia Americana de Pediatría hizo nuevas recomendaciones para el cribado del colesterol en niños.

La detección se aconseja para los niños con antecedentes familiares de colesterol alto o grasas en la sangre, o con una historia familiar de enfermedad cardiaca prematura. También se recomienda para niños que tienen sobrepeso,  diabetes o presión arterial alta.

El primer examen se recomienda después de los 2 años y antes de los 10 años. Los niños menores de 2 años no deben ser examinados. Si el perfil lipídico en ayunas es normal, el niño puede ser examinado de nuevo en tres a cinco años.

Para los niños que tienen sobrepeso, o son obesos, y que tienen un alto nivel de grasa en la sangre o bajo nivel de colesterol "bueno" HDL, el control de peso es el tratamiento primario. Esto significa una mejor dieta con asesoramiento nutricional y un aumento del ejercicio físico.

Para niños de 8 años y mayores con niveles de colesterol extremadamente alto (o un alto nivel con una historia familiar de enfermedad cardíaca temprana), el tratamiento con medicamentos debe ser considerado.
¿Cómo es el colesterol alto en los niños?
La mejor manera de tratar el colesterol en los niños es con un programa de dieta y ejercicio que involucre a toda la familia. Estos son algunos consejos:
  • Consuma alimentos bajos en grasa total (grasa saturada, grasa trans y colesterol). La cantidad total de grasas que consume un niño debe ser de 30% o menos del total de calorías diarias. Esta sugerencia no se aplica a niños menores de dos años. Las grasas saturadas deben mantenerse a menos del 10% del total de calorías diarias, mientras que las grasas trans se deben evitar tanto como sea posible. Para los niños en el grupo de alto riesgo, las grasas saturadas deben limitarse a un 7% del total de calorías y el colesterol a 200 miligramos al día.
  • Seleccione una variedad de alimentos de los que su hijo pueda obtener todos los nutrientes que necesita.
  • Ejercicio con regularidad. El ejercicio aeróbico regular, como andar en bicicleta, correr, caminar y nadar, pueden ayudar a elevar los niveles de HDL (el colesterol "bueno") y reducir el riesgo de su hijo frente a la enfermedad cardiovascular.
Alimentos para reducir el colesterol en niños
1. Bayas. Cualquier tipo de baya es bueno para los niños, pero las frambuesas tienen mayor cantidad de fibra, con 8 gramos por taza. Las pieles de la fruta (como las manzanas) también son fuentes ricas en fibra.

2. Cereal alto en fibra. Un cereal alto en fibra es una de las mejores maneras para que los niños tengan cubiertas sus necesidades de fibra. Pero los padres deben estar atentos al alto contenido de azúcar contenido en algunas marcas de cereales.

3. Alubias. Las alubias contienen 8 gramos de fibra por taza, así como una buena cantiodad de proteína.

4. Pasta. Muchos niños disfrutan de la pasta. Si su hijo es uno de ellos, trate de usar pasta de trigo integral, la cual es alta en fibra y contiene menos carbohidratos refinados que la pasta blanca.

5. La soja. Use productos derivados de la soja siempre que sea posible ya que contienen isoflavones; que ayudan a reducir el colesterol malo.

6. Frutos secos, ya que son una gran fuente de omega-3. Pero es recomendable no abusar de su consumo.

7. Chocolate negro. El chocolate negro es rico en flavonoides, que ayudan a que las plaquetas se adhieran entre sí, reduciendo así el factor de riesgo de coágulos de sangre.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola

Publicar un comentario en la entrada