EL YODO, MINERAL ESENCIAL

El yodo es un oligoelemento importante para el desarrollo y las funciones del cuerpo. Casi las dos terceras partes del yodo del cuerpo se encuentran en la glándula tiroides ya que desempeña un papel importante en la función de esta gládula.
Este mineral es esencial para la salud, ya que sin la cantidad adecuada de yodo en el cuerpo no puede producir la tiroxina y la triyodotironina. Estas dos hormonas son extremadamente importantes para la regulación del metabolismo de cada célula y el control de la tasa metabólica en el cuerpo.

Propiedades del yodo
Además de producir las hormonas tiroideas importantes y la regulación del metabolismo, el yodo es también importante para otras funciones fisiológicas. Ayuda en optimizar la utilización de calorías, como consecuencia, ayuda a prevenir el almacenamiento excesivo de calorías en forma de exceso de grasa. Este mineral también es útil para eliminar las toxinas del cuerpo. El yodo es un mineral importante para la purificación del agua. Su capacidad para inactivar las bacterias hace que sea un buen purificador de agua y desinfectante de la piel.

El yodo también es un mineral importante para la pérdida de peso. Al aumentar la ingesta de yodo se mejora el metabolismo y esto a su vez puede ayudar a perder peso. El yodo es bueno para las uñas, el pelo y los dientes. Ayuda a prevenir la pérdida de cabello y promueve el crecimiento del cabello. El yodo juega un papel importante para aumentar los niveles de energía y ayuda en el crecimiento normal y la madurez de los órganos reproductivos. Cantidad suficiente de yodo en mujeres embarazadas es esencial para el crecimiento del bebé. Por último, pero no menos importante, este mineral es importante para prevenir abortos involuntarios.

Fuentes alimenticias de Yodo
Las mejores fuentes alimenticias de yodo son los peces marinos y los mariscos. Además, también se puede encontrar yodo en la leche de vaca, huevos, yogurt, soja, espinaca ajo y en la sal marina. Una cantidad variable de yodo también se puede encontrar en los cereales.

Deficiencia de yodo
La deficiencia de yodo puede tener un efecto devastador para la salud. El bocio es el síntoma más visible de la deficiencia de yodo. La deficiencia de yodo puede provocar fatiga, depresión, retraso mental, aumento de peso, estreñimiento, taquicardia, disminución de la fertilidad, piel áspera y la fluctuación en el apetito.

Este mineral puede jugar un papel importante en la prevención y el tratamiento de cretinismo, enfermedad fibroquística de la mama, bocio, abortos involuntarios múltiples, hipertiroidismo (una glándula tiroides hiperactiva) e hipotiroidismo (glándula tiroides poco activa).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada