MEDICAMENTOS Y ALCOHOL, UNA MALA COMBINACIÓN

Hay muchas personas que disfrutan con las bebidas alcohólicas, tales como unas cuantas cervezas, un par de vasos de vino o unos tragos de licor fuerte. Sin embargo, hay muchos que permanecen ignorantes de lo que puede y no puede ser mezclado con el alcohol.
Como todo el mundo debe saber, no es una buena idea mezclar cualquier tipo de medicamento con alcohol; sin embargo, muchas personas lo hacen. Existen algunos medicamentos que no tienen interacción con los alcoholes pero si tienen una disminución en la potencia del efecto del fármaco. Sin embargo, hay muchos medicamentos que pueden tener un impacto negativo cuando se mezclan con alcohol.

En este artículo discutiremos algunas de los medicamentos que no se deben mezclar con alcohol.

Un medicamento que no se debe mezclar con alcohol es el Tylenol o cualquier cosa que contenga acetaminofén. Esta droga es dura para el hígado. El alcohol también es duro para el hígado. Si bebe y tiene un dolor de cabeza, manténgase alejado de este medicamento. Mezclar los dos puede destruir el hígado. Por otra parte, si usted toma Tylenol absténgase de beber ese día. El tylenol mezclado con alcohol puede causar daños hepáticos y/o acelerar el proceso de la cirrosis.

Manténgase alejado de cualquier cosa que contenga pseudoefedrina (también conocida como Sudafed). Este medicamento puede aumentar su presión arterial y su ritmo cardíaco. El alcohol también aumenta su presión arterial. Su ritmo cardiaco también se vuelve más rápido debido a la deshidratación que se experimenta con el alcohol. Si se mezclan, usted puede experimentar un paro cardíaco o un ataque al corazón. 

Cualquier cosa que contenga ibuprofeno es dura para el estómago, en especial para el revestimiento del estómago. El alcohol también es duro para el revestimiento del estómago. Si interactuan los dos, entonces se podría rasgar su estómago en alguna parte y podría experimentar sangrado en el estómago. Es aún peor si usted ya tiene una úlcera o sufre de la enfermedad de reflujo ácido. Por lo tanto, no mezcle estas dos cosas, ya que puede conducir a problemas estomacales graves.

Si usted sufre de reflujo ácido y está tomando algún medicamento, manténgase alejado del alcohol. El alcohol contiene una gran cantidad de ácido, lo cual afecta negativamente su reflujo ácido. Cualquier receta para esto, como Aciphex, perderá potencia con el alcohol. No le hará daño a su presión arterial o el corazón, pero el alcohol no permitirá que el controlador de ácido haga su trabajo. Si este medicamento no cura el reflujo ácido, podría llegar a desgarrarse el estómago y a erosionarse el esófago.

Si usted está tomando algunas pastillas para dormir o antidepresivos, mantenerse alejado del alcohol. El alcohol aumenta sus efectos, e incluso podría llevar a la muerte. Hay muchas personas que piensan que está bien de mezclar estas dos cosas, pero le aseguro que no lo es. El alcohol, las pastillas para dormir y los antidepresivos no se llevan bien juntos.

Recuerde que casi ningún medicamento se puede mezclar con alcohol; si tiene alguna duda al respecto consulte con su médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada