REMEDIOS CASEROS PARA LA BURSITIS

La bursitis es la inflamación de la bursa. Una bursa es una bolsa llena de líquido que reduce la fricción entre los huesos, ligamentos y tendones actuando como un amortiguador.
En movimiento brusco o repetitivo, esta fricción de los huesos en la bursa puede causar la inflamación de toda la estructura, lo que acarrea dolor e hinchazón. Esta condición se conoce como bursitis.

La bursitis generalmente implica dolor e inflamación en un área específica. La bursitis afecta las partes del cuerpo que se utilizan con frecuencia, haciendo que la bursa se irrite. Hay más de 150 bolsas en todo el cuerpo humano, pero la bursitis afecta con mayor frecuencia en las juntas de la bolsa en los hombros, los codos y las caderas. Hay diferentes factores que contribuyen a la bursitis, siendo la causa más probable la sobrecarga o lesión de la articulación.

Los síntomas de la bursitis
Los síntomas de la bursitis se relacionan directamente con el grado de inflamación presente en la bolsa:
  • El dolor se incrementa con el movimiento de la articulación
  • Área de la articulación inflamada, enrojecida y caliente
  • Rigidez en la articulación
  • Aspecto rojizo o rosado
  • Fiebre (a veces)
Remedios caseros para la bursitis
Hay varios remedios que se pueden utilizar en casa, ya sea para tratar la bursitis o para prevenirla. Aquí están algunos de los remedios caseros que puede probar:

1. Compresa fría y caliente: La aplicación continua de compresión en caliente y frío alternativamente le ayudará a obtener alivio de la bursitis. Se trata de un remedio común para la bursitis.

2. Patata: En un vaso de agua, añadir una patata rallada y dejarla actuar durante la noche. Por la mañana, drenar el líquido y consumir las papas ralladas con el estómago vacío.

3. Pimienta de Cayena: Combine una cucharada de pimienta de cayena con una taza de vinagre de manzana y agua. Llevar la mezcla a ebullición y deje que se cocine a fuego lento durante 15 minutos. Sumerja un paño en la mazcla ya líquida y aplique esta tela directamente sobre las zonas afectadas en forma de cataplasma.

4. Aceite de sésamo: El aceite de sésamo es también uno de los remedios caseros para la bursitis. El masaje con aceite de sésamo caliente alivia el dolor. Cubra las áreas aplicadas con aceite de sésamo con un trozo de tela o una toalla para mantener el calor del aceite. La aplicación de aceite de sésamo caliente alivia el dolor y disminuir la hinchazón causada por la bursitis.

5. Vitamina E: Aplicar aceite de extracto de vitamina E sobre las zonas afectadas. La vitamina E ayuda a aliviar el dolor de las articulaciones.

6. Vinagre de manzana: El vinagre de manzana es otra manera de lograr alivio para la bursitis. Mezcle 2 cucharadas de vinagre de manzana y 2 cucharaditas de miel pura en un vaso de agua y tomelo con cada comida.

7. Rábano: la raíz de rábano picante es también uno de los mejores remedios caseros para la bursitis. Tome algunas raíces frescas de rábano picante y ráyelo. Sumérjalas en agua y colóquelas en una bolsa porosa pequeña. Aplique el cataplasma de rábano picante directamente sobre las articulaciones inflamadas. Este tratamiento a base de hierbas ayudará a aliviar la hinchazón y el dolor de la bursitis.

8. Sándalo: El sándalo es también un remedio casero útil para el tratamiento de la bursitis por sus propiedades calmantes. Prepare una pasta con polvo de sándalo y agua. Aplique la pasta de sándalo en las articulaciones para aliviar el dolor y promover la cicatrización de la bursitis.

9. Aceite de linaza: El aceite de linaza contiene ácidos grasos omega-3 que reducen la inflamación y se recomienda para las personas con bursitis recurrente. Para ayudar a administrar la bursitis se pueden tomar suplementos de aceite de linaza o se puede obtener los ácidos grasos omega-3 a partir de otras fuentes alimenticias. También se puede aplicar tópicamente aceite de linaza a las articulaciones específicas que se ven afectadas por la bursitis. Este remedio natural ayuda a reducir la inflamación de la bursitis.

10. Jengibre: El jengibre es un efectivo agente antiinflamatorio natural. Una cataplasma hecho de raíz de jengibre triturado o pulverizado se puede aplicar sobre la zona afectada. Otro de los posibles remedios naturales para la bursitis es el té de jengibre.

11. Alfalfa: La alfalfa es eficaz en el tratamiento y la gestión de la bursitis. Tiene poderosas propiedades antiinflamatorias y puede aliviar el dolor asociado con bursitis. Se puede beber el té hecho de alfalfa y también tomar cápsulas de alfalfa para obtener un alivio rápido del dolor en las articulaciones y la inflamación.

12. Aceite de ricino: Uno de los remedios caseros más eficaces para la reducción de la bursitis es la aplicación de aceite de ricino en la zona afectada y cubrirla con un algodón. El aceite de ricino también puede ser calentado antes de la aplicación para un efecto más suave.

13. Aceite de Lavanda: Añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda en la bañera antes de tomar un baño también es un remedio para aliviar el dolor de la bursitis.

14. Piña: La piña contiene un compuesto natural llamado bromelina, que se ha demostrado eficaz para reducir la inflamación asociada con contusiones, y también acelera la curación. Agregue la piña en su dieta como un agente antiinflamatorio para ayudar contra la bursitis.


Otras medidas contra la bursitis
  • Siga una dieta nutritiva equilibrada, especialmente con alimentos ricos en calcio, vitamina B12 y magnesio. Ayudan a disminuir el dolor y la inflamación de la bursa. Las verduras de hojas verdes son buenas fuentes de magnesio. Evite comer muchos alimentos que sean ácidos, ya que aumentan el riesgo de contraer bursitis. Abstenerse de comer carne roja.
  • Tome reposo en cama durante unos días para evitar sobercargas.
  • No ponga presión sobre la parte lesionada. Trate de dormir unas 8 horas al día; al hacer esto, los músculos del cuerpo se mantendrá en buen estado.
  • Algunos ejercicios de yoga luz han demostrado ser útiles para la bursitis. Las posturas de yoga pueden ayudar a estirar los músculos principales que causan el dolor, aliviando así el dolor de las articulaciones causado por la bursitis.

Mediante la aplicación de remedios caseros para la bursitis recibirá alivio de esta condición dolorosa e irritante, sin efectos secundarios. Eso sí, recuerde no automedicarse y consulte a un especialista antes de tomar cualquier decisión que pueda interferir en su salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada