EL SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE

Es una situación embarazosa; su cuerpo sigue alternando entre la diarrea y el estreñimiento. Para empeorar las cosas, usted ha notado más hinchazón y flatulencia.


No ha cambiado su dieta últimamente, así que, ¿qué podría ser?

Usted podría estar sufriendo de una enfermedad conocida como síndrome de intestino irritable. De hecho, alrededor del 15 por ciento de la población sufre de síntomas del SII. El síndrome del intestino irritable se disfraza con diversos nombres: indigestión nerviosa, diarrea nerviosa, dispepsia, colon espástico, colitis funcional; entre otros.

Cada uno de estos términos se ha agrupado bajo el nombre del síndrome de intestino irritable. Y cada uno de los nombres sugieren lo mismo, es una enfermedad extremadamente desagradable que exige atención inmediata.

El síndrome del intestino irritable afecta al doble de mujeres que de hombres y generalmente comienza en  edad adulta, aunque puede durar por muchos años.

Los científicos no han sido capaces de encontrar un "germen" o virus que cause el síndrome de intestino irritable. Muchos investigadores creen que por lo general es causada por factores emocionales, como depresión o estrés.

Síntomas del síndrome del intestino irritable
- El síndrome del intestino irritable suele causar dolor abdominal, vinculado a la alternancia de episodios de estreñimiento y diarrea.

- Los ataques de diarrea están por lo general marcados por un sentido de urgencia y un aumento en el número de veces que necesita ir al baño.

- Muchas personas sufren de diarrea temprano por la mañana, y se quejan de tener que hacer varios viajes al baño después del desayuno.

- Ocasionalmente, puede aparecer una sensación de una "evacuación incompleta", o usted podría tener tres o cuatro días de estreñimiento.

- El dolor abdominal y los calambres, por lo general, se encuentran en el lado izquierdo del abdomen. Y a veces el dolor puede irradiar a través de sus hombros, pecho y espalda.

- Muchas personas se sienten hinchadas y experimentan exceso de gas.

- Alrededor de la mitad de las personas con síndrome de intestino irritable también se quejan de náuseas, vómitos, ardor de estómago y eructos.

- Este síndrome puede comenzar a cualquier edad, pero por lo general afecta a personas de edades comprendidas entre 20 y 50 años; y afecta a las mujeres dos veces más que a los hombres.

- Si tiene fiebre, anemia, deshidratación o pérdida de peso, junto con algunos de los otros síntomas, es probable que no tenga el síndrome del intestino irritable.
Qué hacer ante el síndrome del intestino irritable
Lo primero que tiene que hacer es darse cuenta que el SII es una condición incómoda y embarazosa, pero en realidad no es una enfermedad grave. El siguiente paso es mantener una estrecha vigilancia sobre las cosas que come y bebe, anotando todo durante un par de semanas.

Además, mantenga un diario privado de los movimientos de su intestino durante ese mismo tiempo. Trate de averiguar si hay algún alimento o bebida que parece estar desencadenando episodios del síndrome del intestino irritable. Las bebidas como los zumos de frutas, el café y el vino parecen molestar a algunas personas. Y muchas personas tratan de evitar los alimentos grasos, los alimentos fritos y las especias. Averigue lo que usted necesita eliminar de su dieta para mejorar el estado de sus intestinos.

Agregue un poco más de fibra a su dieta. Comer más fibra mejorará sus hábitos de evacuación y ayudará a aliviar algunos de los síntomas del SII. Usted puede añadir cereales de salvado, salvado de avena y verduras ricas en fibra a su dieta.

Consejos para tratar el síndrome del intestino irritable
- Evite la goma de mascar, las bebidas gaseosas y otros alimentos que le hagan tragar aire.

- Evite las bebidas que contengan cafeína o alcohol.

- Evite el tabaco.

- Evite todos los alimentos que parecen causarle molestias (gases, acidez, etc)

- Mentas para el aliento y otros dulces que contienen sorbitol o manitol pueden aumentar la flatulencia o diarrea.

- Los laxantes pueden agravar la situación. En cualquier caso pida consejo a su médico sobre la forma de uso.

- Las almohadillas calientes o una botella de agua caliente puede ayudar a aliviar el dolor abdominal y los calambres.

- Asegúrese de decirle a su médico acerca de todas las medicinas que usted use. Algunas pueden agravar su condición.

Una última manera de ayudar a reducir los episodios de síndrome de intestino irritable es reducir el estrés diario con ejercicio. En ocasiones, el estrés puede afectar sus hábitos intestinales. El ejercicio diario regular ayuda a reducir el estrés y ayuda a mantenerse sano.

Si sus síntomas no mejoran después de unos días asegúrese de comunicárselo a su médico. Las afecciones más graves pueden necesitar un tratamiento más profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada