PATATAS PARA BAJAR LA PRESIÓN ARTERIAL

Según un nuevo estudio, una dosis diaria de patatas, servidas solas, pueden ayudar a su corazón bajando la presión arterial. Siempre y cuando se mantenga alejado de la freidora y los aderezos grasos.
Este estudio ha mostrado que las personas que comían patatas, cocinadas solas en el microondas o el horno, dos veces al día durante un mes redujeron su presión arterial en un 3-4%; y sin aumentar de peso.

Los investigadores dicen que esta bajada de la presión arterial se debe a la alta concentración de antioxidantes que se encuentran naturalmente en las patatas. Los antioxidantes protegen el cuerpo de las moléculas llamadas "radicales libres" que pueden dañar las células sanas.

En cuanto se menciona la palabra patata la gente piensa en engorde, muchos carbohidratos, calorías vacías... pero en realidad, si se prepara sin freír y aderezos grasos como la mantequilla, una papata tiene sólo 110 calorías y decenas de saludables fitoquímicos y vitaminas. 
El investigador Joe Vinson, de la Universidad de Scranton, en Pensilvania, comentó en un comunicado de prensa: "Esperamos que nuestra investigación ayude a rehacer la imagen nutricional de la patata."

Los investigadores dicen que las patatas contienen una gran variedad de fitoquímicos potencialmente beneficiosos en niveles similares como el brócoli, las espinacas y las coles de Bruselas.

En el estudio, 18 personas con sobrepeso y presión arterial alta tomaron de seis a ocho pequeñas patatas moradas (aproximadamente del tamaño de una pelota de golf) como parte de su dieta normal durante cuatro semanas. Los resultados mostraron que las personas que comían patatas moradas bajaron sus diastólica (el número inferior en una lectura de presión arterial) en un promedio de 4,3% y la presión sistólica (el número superior) en un 3,5%.
Aunque el estudio se utilizaron papatas moradas, los investigadores dicen que las papatas blancas y rojas pueden tener efectos similares sobre la presión arterial.

Los resultados del estudio fueron presentados esta semana en la reunión nacional de la American Chemical Society en Denver, EEUU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada