PROS Y CONTRAS DEL VEGETARIANISMO

La mayoría de las personas que han cambiado a un estilo de vida vegetariano lo han hecho después de llegar a la conclusión de que consumir productos de origen animal:
  • Va en contra de su religión. 
  • Destruye el planeta.
  • Va en contra los derechos de los animales.
  • O que simplemente no es algo saludable.
En este artículo veremos argumentos a favor y en contra del consumo de productos de origen animal a partir del punto de vista de la salud.
Contrariamente a lo que puede pensarse las personas que siguen una dieta vegetariana estricta, no disfrutan de más salud que sus contrapartes omnívoras.

No hay absolutamente ninguna duda de que las personas que disfrutan de una mejor salud son las que consumen una dieta mixta con productos frescos. Las relaciones de minerales (potasio/sodio o calcio/fósforo) de los alimentos o bebidas más comunes también merecen atención, ya que pueden tener un efecto favorable o desfavorable sobre los problemas de salud de cada individuo.

Los química de los riñones y el hígado son la base de la decisión sobre si una persona se beneficiaría más de un estilo de vida omnívoro o vegetariano. Las personas que presentan niveles más bajos de hierro, proteínas, fósforo, sodio y manganeso; y más altos los niveles de potasio y zinc son mejores candidatos para las dietas con un mayor énfasis en la carne. Aquellos con una tendencia a unos niveles inversos de lo anterior, son mejores candidatos para adoptar el vegetarianismo.

Con algunos problemas de salud (insuficiencia renal), una dieta a base de verduras puede ayudar a mejorar la salud. Aún así, algunos tipos de verduras, como aquellas que son ricas en ácido oxálico, deberían evitarse. Por otro lado, los pacientes con niveles muy altos de potasio celular o zinc tienen un riesgo mayor de desarrollar enfermedades genitourinario, incluyendo cáncer de ovarios/testículos, y deben evitar estrictamente las dietas vegetarianas.

No existen fuentes vegetales de vitamina B12, por lo que los animales herbívoros (conejos, por ejemplo) cumplen con sus requisitos de vitamina B12 comiendo plantas llenas de insectos, o incluso sus propias heces.

La vitamina B12 se almacena en el hígado y puede tardar mucho tiempo en agotarse como resultado de una dieta vegetariana estricta; sin embargo la deficiencia de vitamina B12 en niños vegetarianos es mucho más grave ya que los síntomas no siempre se hacen evidentes hasta que es demasiado tarde. Aunque se recomienda complementos adicionales de vitamina B12 para los adultos vegetarianos, es algo obligatorio en niños veganos o vegetarianos.

Para aquellos que crecen en un ambiente o cultura predominantemente vegetariana, también puede ser aconsejable complementar la dieta con una cantidad muy pequeña de la forma activa de la vitamina B6 denominada piridoxal-5-fosfato; ya que las fuentes vegetarianas de vitamina B6 suministran la forma inactiva (piridoxina).
¿Por qué las dietas vegetarianas empeorar los perfiles de colesterol o triglicéridos en algunas personas?
Un alto nivel de potasio en proporción con el manganeso es generalmente responsable de los niveles de colesterol total y el aumento tras el cambio a un estilo de vida vegetariano, mientras que menor contenido de sodio puede ser la causa de la subida de LDL. Del mismo modo, un aumento de zinc es común cuando se cambia al vegetarianismo, siendo provocado en parte por una disminución del hierro, lo cual puede resultar en niveles elevados de triglicéridos totales.

Uno de los errores más comunes es pensar que el comer carne causa enfermedad cardiovascular, mientras que las dietas vegetarianas lo evitan. Todos sabemos que el cuerpo no puede existir sin el colesterol, y que el colesterol dietético tiene poco impacto o ningún efecto sobre el colesterol sérico, por lo que deja a la oxidación de las grasas y los azúcares simples (una vez convertida en el hígado) como factores que contribuyen a la aterosclerosis. Sin embargo, este efecto no es específicamente por la comida vegana o vegetariana, como tampoco lo son los antioxidantes, que pueden provenir de alimentos de origen animal y/o vegetarianos.

El secreto para una buena salud no es un tipo específico de dieta, es evitar lo que generalmente se concibe como comida basura. Hay que tener en cuenta que la comida basura puede formar parte tanto de un estilo de vida vegetariano como omnívoro. Al mismo tiempo, las dietas deben basarse en los requisitos genéticos de cada individuo, no en dogmas o agendas milagro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada