CISTITIS: CAUSAS, SIGNOS Y TRATAMIENTO

La cistitis suele comenzar cuando las bacterias alcanzan el tracto urinario a través de la uretra

cistitis
La cistitis bacteriana suele comenzar cuando las bacterias alcanzan el tracto urinario a través de la uretra. En el 80% de los casos, la inflamación puede ser causada por una infección bacteriana con E. coli, una bacteria que vive y crece en el estómago y los intestinos. En el otro 20% de los casos se produce una inflamación sin infección bacteriana.

La cistitis es una inflamación de la vejiga, con o sin inflamación de la uretra (el conducto que transporta la orina desde la vejiga durante la micción). La cistitis puede ser un grave problema de salud cuando la infección se propaga a los riñones.

Causas de la cistitis

La cistitis suele comenzar cuando las bacterias alcanzan el tracto urinario a través de la uretra. Entre las causas locales se pueden enumerar el agrandamiento de la próstata y la prostatitis en los hombres y las infecciones vaginales o intestinales en las mujeres. A estos se suma una pobre higiene genital.

Las mujeres pueden verse afectadas por la cistitis a cualquier edad. Las mujeres menopáusicas son más susceptibles a la infección debido a que la hormona estrógeno se reduce, por lo que los tejidos vaginales y uretrales son más sensibles.

Signos de cistitis

El síntoma principal de la cistitis es la micción frecuente, que se acompaña de la necesidad de ir rápidamente al baño. Cuando la orina se acompaña de una sensación de ardor o dolor y la orina es turbia, esto significa que el paciente tiene cistitis.

Tratamiento natural de la cisitis

Para prevenir la cistitis hay algunas de las reglas en nuestra vida que podemos seguir facilmente. El consumo de al menos unos 2 litros de líquido al día, una higiene adecuada y evitar el uso de productos de baño íntimos irritantes son algunos de los aspectos más importantes que nunca debemos olvidar.

El consumo de diuréticos como el , zumos de frutas y agua mineral puede ser de gran ayuda para evitar la aparición de la inflamación y las infecciones urinarias. Preste atención al agua mineral, porque no todas las variedades son buenas para los riñones sensibles.

Si la cistitis está mal o insuficientemente tratada se pued desarrollar daño en los riñones, a veces con pérdida de su función. Antes del establecimiento de un tratamiento para la cistitis, su médico le recomendará que un primer examen de la orina para determinar las cualidades físicas y químicas de la orina y para demostrar la presencia o ausencia de los agentes patógenos que pueden causar la infección. Dependiendo de los resultados, su médico le prescribirá el tratamiento más adecuado. Puede variar entre 3 y 7 días dependiendo de la severidad y el tipo de bacteria que se encuentra en el análisis específico de la orina (urocultivo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada