11 MENTIRAS SOBRE LAS DIETAS VEGANAS

Se afirma que la dieta vegana tiene una fuerte evidencia detrás. Se dice que ayuda a perder peso y evita enfermedades mortales. Sin embargo, los defensores de las dietas veganas generalmente no cuentan la historia completa.


Los defensores de las dietas veganas hacen que parezca que hay pruebas abrumadoras a favor de la dieta vegana. Pero en realidad, esta evidencia es débil y hay una gran cantidad de otras evidencias que se están ignorando.

La verdad es que las dietas veganas pueden funcionar... por lo menos para algunas personas. También hay algunos argumentos éticos y ambientales que puedan adoptarse para evitar los alimentos de origen animal. Pero muchos defensores de los vegano son increíblemente deshonestos acerca de los alimentos de origen animal y a través del miedo convencen a la gente de que su dieta es saludable.

Aquí les dejo las 11 grandes mentiras, mitos y conceptos erróneos acerca de las dietas veganas:

1. Los beneficios para la salud de las dietas veganas se deben al evitar alimentos animales

Hay una serie de estudios que muestran beneficios para la salud de las dietas veganas y vegetarianas. Los defensores de este tipo de dietas atribuyen estos beneficios para la salud a la evitación de alimentos de origen animal. Sin embargo, hay muchos otros factores en juego.

Una dieta vegetariana bien planificada consiste principalmente en alimentos enteros. Esta dieta no sólo elimina los alimentos animales, sino que también elimina una serie de alimentos que la ciencia ha demostrado ser perjudiciales para la salud.

¿Qué más que eliminar, además de alimentos de origen animal ? Vamos a echar un vistazo:

  • Azúcar refinado: Provoca resistencia a la insulina y el hígado graso. Vinculado a la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.
  • Los granos refinados: Conduce a los picos rápidos de azúcar en la sangre, resistencia a la insulina y aumento de peso. Fuertes vínculos a muchas enfermedades crónicas occidentales.
  • Aceites vegetales: ricos en ácidos grasos Omega-6 inflamatorios, aumentan la inflamación y el daño oxidativo.
  • Grasas Trans: grasas extremadamente dañinas, hechas por el hombre que se encuentran en los alimentos procesados ​​y vinculados a muchas enfermedades graves, especialmente enfermedades del corazón .

Por no hablar de que estas dietas también eliminan los alimentos procesados, que son bajos en nutrientes y altos en ingredientes nocivos y sustancias químicas artificiales.

Personalmente me parece plausible que los beneficios de las dietas veganas son causados en gran medida por evitar los alimentos procesados ​​y los ingredientes nocivos como el azúcar añadido. No tiene absolutamente nada que ver con evitar los alimentos de origen animal sin transformar.

Los estudios sobre dietas veganas, por lo general, se comparan con las dieta cargadas de comida rápida occidental, no con alimentos de una dieta sana, como es la dieta mediterránea.

2. Grasas saturadas y el colesterol son sustancias perjudiciales

El mito de que las grasas animales causan enfermedades del corazón todavía es endémico entre los veganos. En los últimos años y décadas, los estudios han demostrado que esto es falso (siempre que se siga una dieta sana), y los expertos de todo el mundo están cambiando de opinión. 

Las grasas saturadas y el colesterol en realidad conducen a mejoras en el perfil de colesterol en la sangre ya que elevan el colesterol HDL (el "bueno"), que tiene un efecto protector contra las enfermedades cardíacas.

Un estudio de revisión masiva que analizó los datos de otros 21 estudios con un total de 347.747 participantes concluyó  No hay absolutamente ninguna relación entre el consumo de grasas saturadas y las enfermedades del corazón.

Los estudios sobre huevos (cargados de colesterol), algunos de los cuales incluyen a cientos de miles de personas, no encuentran una relación entre el consumo de huevo y las enfermedades del corazón.

Ahora bien, algunos defensores de las dietas veganas pueden decir que estos estudios no son confiables porque están financiados por las industrias de la carne, huevos o productos lácteos; pero eso es una tontería. Esto ha sido estudiado intensamente y no es cierto que la mayoría de los estudios son patrocinados por la industria.

3. La dieta vegana es la única dieta probada para revertir la enfermedad cardíaca

Con frecuencia se afirma que las dietas veganas son la única dieta probada para revertir las enfermedades del corazón. Esta idea se basa en una serie de estudios realizados por dos médicos, Dean Ornish y Caldwell Esselstyn. Estos estudios sí conducen a resultados impresionantes, incluyendo una reversión parcial de la enfermedad coronaria, con el apoyo de las mejoras en las angiografías. Esto va más allá de biomarcadores como el colesterol. Se las arreglaron para revertir en parte la enfermedad cardíaca coronaria. 

Sin embargo, no se puede concluir sobre la dieta vegana en base a estos estudios. Vamos a explicar por qué.

El enfoque de Ornish implica una intervención del estilo de vida. Sus pacientes también hacen ejercicio, dejan de fumar y practican meditación; junto con otras cosas que promueven la salud. Su dieta tampoco era una dieta vegana realmente, más bien una dieta vegetariana baja en grasa.

El estudio de Esselstyn (sólo un estudio de 22 personas sin grupo control) también utiliza grandes dosis de medicamentos con estatinas.

Está muy claro que los estudios que utilizan drogas o ejercicio, junto con una dieta, no pueden ser utilizado para hacer afirmaciones acerca de la dieta.

4. El estudio de China (China study)

En casi todos los argumentos acerca de las dietas veganas o alimentos de origen animal, alguien trae a colación el estudio de China. Se trata de un libro que fue escrito por el bioquímico e investigador T. Colin Campbell.

El libro habla sobre los alimentos de origen animal (proteínas de origen animal, en particular) que son el principal motor de las enfermedades mortales como la enfermedad cardíaca y el cáncer. El caso se apoya ligeramente con datos de un estudio epidemiológico masivo llamado El Proyecto China y Cornell-Oxford, junto con una serie de otras observaciones y estudios en ratas. Luego se utiliza una terminología confusa para hacer parecer que los estudios en ratas utilizando proteínas aisladas como la caseína que nada tiene que ver con la dieta y el cáncer en los seres humanos.

El libro ha sido criticado por varias personas que han analizado los resultados:
  • Dr. Chris Masterjohn: Lo que el Dr. Campbell no le dirá sobre el estudio de China
  • Denise Minger: El Estudio de China - Realidad o falacia
  • Dr. Michael Eades: El Estudio de China vs el estudio de China

Los resultados del estudio de China también han sido contradicho por varios otros estudios, algunos de los cuales son de una calidad metodológica muy superior. Esto incluye un estudio reciente con 112.310 hombres y 184.411 mujeres, que demuestra que el consumo de carne roja se asocia con un menor riesgo de enfermedades del corazón en los hombres y se reduce el riesgo de cáncer en las mujeres.

5. La proteína Animal es nociva

A menudo se afirma por los veganos que la proteína animal causa daño. Mucho de esto se basa en estudios en ratas, usando proteínas aisladas y dietas refinadas.

Los resultados de los estudios con roedores utilizando dietas altamente antinaturales no son necesariamente aplicables a los seres humanos. En muchos casos, los estudios en humanos sobre la dieta terminan conduciendo a resultados opuestos exactos de los estudios con roedores. Este parece ser el caso con las proteínas de origen animal. De hecho, casi todas las pruebas con humanos controladas en proteínas, tanto animales como proteínas vegetales, muestran que son beneficiosas para la salud.

Los estudios sobre las dietas altas en proteínas muestran que aumentan la quema de grasa, reduce el apetito y dar lugar a la pérdida del peso. También ayudan a la gente ganar músculo, tensión arterial baja, mejorar la salud de los huesos y reducir diversos síntomas de la diabetes.

La evidencia demuestra que la mayoría de la gente debe comer más proteínas de origen animal, no menos; siempre manteniendo una dieta variada por supuesto.

Artículo relacionado: ¿Cuánta proteína tomar al día?

6. Los seres humanos no están "diseñados" para comer animales

Algunos veganos afirman que los seres humanos son naturalmente herbívoros y que nuestros cuerpos no están adaptados a comer animales.


Esto es completamente falso. Los seres humanos y pre-humanos han estado comiendo carne durante millones de años. Nuestros cuerpos están bien adaptadas al consumo de carne y son perfectamente capaces de hacer pleno uso de los nutrientes que se encuentran en la carne. De hecho, nuestro sistema digestivo no se parece a los de los herbívoros en absoluto. Las longitudes de las diferentes partes de nuestro sistema digestivo están en algún lugar entre las longitudes típicas para los carnívoros y los herbívoros, lo que indica que estamos naturalmente "diseñados" para ser omnívoros.

El hecho de que los veganos no pueden funcionar sin suplementos de B12 o alimentos suplementarios de vitamina B12 también es un punto bastante fuerte a favor del argumento de que estas dietas no son "naturales".

Los estudios sugieren que el consumo de alimentos de origen animal ayudó a impulsar la evolución de nuestros cerebros. Además, los cazadores-recolectores comían mucha carne. Nuestros genes se formaron en un entorno que incluía un montón de productos de origen animal.

7. La carne causa la enfermedad del corazón, diabetes y cáncer

La mayoría de las enfermedades crónicas, las occidentales, son relativamente nuevas. La epidemia de las enfermedades del corazón comenzó alrededor de 1930, mientras que la diabetes tipo 2 comenzó a aumentar rápidamente en el siglo 20. El cáncer también ha ido en aumento desde hace muchas décadas.

A los veganos les gusta culpar a la carne y los alimentos de origen animal de estos problemas de salud.Sin embargo, la carne es un alimento de de siempre y estos problemas de salud son relativamente nuevos. 

Enfermedades del corazón y la diabetes: Dos estudios, uno con 1.218.380 personas y otro con 448.568 personas, no encontraron relación entre la carne roja sin procesar y las enfermedades del corazón o diabetes.

Cáncer: Dos estudios de revisión, uno busca en los datos de 35 estudios y el otro en 25 estudios, encontraron que la carne roja no procesada tenía sólo un efecto débil sobre el cáncer en los hombres y ningún efecto en las mujeres.

La relación entre el cáncer está probablemente relacionada con la forma en la carne esté cocinada. Varios estudios sugieren que forma cancerígenos si se sobrecalienta, por lo que es importante utilizar métodos de cocción más suaves y evitar que se queme la carne.

Tenga en cuenta que todos estos estudios encontraron un aumento significativo del riesgo para las personas que consumen carne procesada. Por lo tanto, la diferenciación entre los diferentes tipos de carne es importante. Es bien sabido que los alimentos procesados ​​en general son perjudiciales y esto no es exclusivo de la carne.

8. Los vegetarianos y veganos viven más tiempo y tienen un menor riesgo de enfermedades mortales

Hay una serie de estudios que muestran que los vegetarianos y los veganos viven más tiempo y tienen menos riesgo de algunas enfermedades graves. Sin embargo, estos estudios se ven afectados por un fenómeno llamado el sesgo de usuario saludable. ¿Qué implica esto, es que los vegetarianos son generalmente más conscientes de la salud que los consumidores de carne?

Ellos no sólo comen menos carne, también son más propensas a hacer ejercicio, menos propensos a fumar y beber alcohol, y comen muchas más frutas y verduras.

Por lo tanto, es imposible afirmar que son más sanos porque evitan la carne. Tal vez son más saludables porque hacen cosas que promueven la salud.

En un estudio, los investigadores encontraron una forma inteligente de controlar por el sesgo del usuario saludable. Reclutaron a los participantes que eran clientes de una tienda de alimentos saludables, diferenciando entre los vegetarianos conscientes de la salud y los consumidores de carne conscientes de la salud. ¿Sabes una cosa? no encontraron ninguna diferencia en la mortalidad o el riesgo de enfermedades del corazón o un derrame cerebral.

Lo que esto implica es que la razón de que los vegetarianos viven más tiempo y tienen menos riesgo de algunas enfermedades es debido a que tienden a ser personas conscientes de la salud. No tiene absolutamente nada que ver con evitar los alimentos de origen animal.

9. Las dietas bajas en carbohidratos te van a matar

Los veganos realmente odian las dietas bajas en carbohidratos. Esto es comprensible porque las dietas bajas en carbohidratos son casi lo contrario de las dietas veganas y vegetarianas. Curiosamente, las dietas bajas en carbohidratos y las dietas vegetarianas bajas en grasas han sido comparados en un ensayo de alta calidad controlado llamado estudio A a Z.

Este estudio comparó la dieta Atkins (una dieta baja en carbohidratos) y la dieta Ornish (una dieta vegetariana baja en grasas) en un grupo de mujeres premenopáusicas con sobrepeso/obesidad. Después de un período de 1 año estos fueron los resultados:
  • El grupo de la dieta Atkins perdió más peso que el grupo de la dieta Ornish (10,4 libras contra 5,6 libras ) - la diferencia no fue estadísticamente significativa a los 12 meses.
  • El grupo de la dieta Atkins tuvo una mayor disminución de la presión arterial.
  • El grupo de la dieta Atkins tuvo un mayor incremento en el colesterol HDL.
  • El grupo de la dieta Atkins tenía una reducción de 29,3 mg/dl en los triglicéridos, en comparación con 14,9 mg/dl en el grupo de la dieta Ornish.
  • Las personas en el grupo de la dieta Ornish tuvieron problemas para apegarse a la dieta y eran dos veces más propensos a abandonar el estudio, lo que indica que la dieta de Atkins era más fácil de seguir.

Este es el mejor estudio disponible que compara las dietas bajas en carbohidratos y dietas vegetarianas bajas en grasa. Los resultados son claros.

10. Hay una gran cantidad de evidencia detrás de las dietas veganas

los defensores de la dieta vegana a menudo hacen que parezca que hay muchos estudios que demuestran los beneficios para la salud de las dietas veganas. Sin embargo, hay sólo un ensayo controlado (la ciencia real), donde se aísla la dieta como única variable y se compara con otra intervención dietética. Por lo tanto, este estudio es el mejor para reflejar con precisión los verdaderos efectos sobre la salud de la dieta vegana.

El estudio se realizó, entre otros, por los doctores Neal Barnard y David Jenkins. Se comparó una dieta vegana baja en grasas con una dieta de diabetes típico basada en las directrices de la Asociación Americana de Diabetes. Los participantes eran personas con diabetes tipo 2. Estos fueron los resultados después de un período de estudio de 74 semanas:
  • El grupo vegano perdió 9,7 libras, el grupo de dieta de la diabetes perdió 6,6 libras. La diferencia no fue estadísticamente significativa.
  • Sólo después de los ajustes (manipulación estadística) estaban allí pequeñas ventajas para la dieta vegana respecto a los valores de HbA1c (-0,40% vs 0.01%), colesterol total (-20,4 vs -6,8 mg/dl) y LDL (-13,5 vs -3,4mg/dl).
  • No hay diferencia en el peso, índice de masa corporal, circunferencia de cintura, colesterol HDL, triglicéridos, presión arterial, azúcar en la sangre en ayunas o de los niveles de PCR.


Estos son los beneficios "milagrosos" de la dieta vegana en el estudio más completo sobre una dieta vegana baja en grasa al día. No es tan impresionante como la documentación que los veganos comentan en sus libros y documentales.

Tenga en cuenta que los principales investigadores son ellos mimos propios veganos, por lo que no les resulta difícil ser capaz de establecer un estudio que maximize los beneficios de una dieta de este tipo.

No hay absolutamente nada innovador sobre estos resultados. Los estudios sobre otras dietas, como la mediterránea, o las bajas en carbohidratos, han dado lugar a resultados similares y, a menudo mucho mejores.

11. Las dietas veganas pueden suministrar todos los nutrientes necesarios

Algunos defensores veganos afirman que es posible obtener todos los nutrientes necesarios sin alimentos de origen animal. Sin embargo esto es más fácil decirlo que hacerlo y parece que muchos veganos están teniendo problemas. Las deficiencias de nutrientes son mucho más comunes entre los veganos:

  • Vitamina B12: 83% de los veganos tienen deficiencia de B12, en comparación con el 5% de los omnívoros. La deficiencia de B12 puede tener graves consecuencias.
  • Hierro: En un estudio, los vegetarianos tenían sólo un tercio de la ferritina (un marcador de los niveles de hierro) respecto a los omnívoros.
  • Vitamina D: Los niveles de vitamina D son 74 % más bajos en los vegetarianos, en comparación con los omnívoros.
  • Ácidos grasos Omega-3: Los veganos tienen niveles 53% más bajos de EPA y los niveles de casi el 59% más bajos de DHA, en comparación con los consumidores de carne.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No tienen fundamentos, esto es internet. Jajaja menos hierro y Omega 3. El que escribió esto nunca se informo de fuentes medicas, sino de comerciales.

Anónimo dijo...

Tenés toda la razón. Yo en lo particular amo comer carne de vaca, cerdo, pollo y pescado. Me molesta mucho que los vegetarianos y veganos (no todos, aclaro) nos quieran convencer al resto de que aceptemos y adoptemos sus costumbres como si los malos fuésemos nosotros y ellos fueran los nobles y elevados.
Que sean felices con sus milanesas de soja y sus ensaladas de brócoli, pero que a nosotros nos dejen en paz, al fin y al cabo no intentamos inculcarles nada de nuestros gustos como sí muchos de ellos a nosotros.

Saludos desde Argentina.

Publicar un comentario en la entrada